Extracción Técnica FUE/DHI

Una vez señalada cual es la mejor zona donante del paciente, iniciamos la extracción de los folículos de manera individual, para ello, se realiza la incisión con un punch automatizado de 06 mm, el cual hace que las incisiones sean minúsculas y a penas se aprecie una vez cicatrizado.

Las unidades foliculares son extraídas con la ayuda de pinzas, manteniendo mucho cuidado de no forzar la salida del folículo del interior a la superficie. En este paso siempre tenemos en cuenta la dirección del pelo y respetamos la distancia de las incisiones para que la cicatrización se produzca de manera natural.

Se debe tener especial cuidado tanto en la realización de la incisión como en la extracción del folículo, puesto que de ello depende la integridad y supervivencia del mismo. En ambos procesos el folículo se puede fragmentar y perder así viabilidad para el injerto.

A medida que se obtienen las unidades foliculares, éstas son entregadas al técnico capilar quien se encargará de supervisarlas y clasificarlas, separando las unidades foliculares viables y depositándolas en una placa de Petri dividida en 4 sectores para acoger en cada uno de ellos los 1s, 2s, 3s y 4s que se vayan recolectando. Las condiciones de conservación de las unidades foliculares serán siempre bajo condiciones de frío, humedad y nutrición (suero salino con vitaminas y nutrientes) para preservar al máximo la integridad de las unidades foliculares antes de ser implantados.