6 Consejos Para El Cuidado Del Cabello

6 Consejos Para El Cuidado Del Cabello

Más vale prevenir que curar, aunque la caída del cabello es inevitable ( si no no tendrían sentido nuestros tratamientos) siempre es recomendable tratarlo bien para retrasar lo inevitable o simplemente para que el cabello esté lo más sano y fuerte posible).

1 Protege tu cabello. Siempre protege tu cabello del sol, el viento y la lluvia. La exposición al exceso de sol, calor, suciedad, contaminación, etc. se suma a nuestros problemas de cabello ya existentes. Estos pueden llevar a la acumulación de suciedad, secar el cabello y el cuero cabelludo, y aumentar la susceptibilidad a las infecciones en el cuero cabelludo.

2 Cuidado con el cabello mojado. El cabello mojado es muy frágil y se rompe fácilmente. Cuando está mojado, el tallo y las raíces de su cabello son más propensos a sufrir daños. No seas demasiado severo cuando te lavas con champú. La rotura comienza allí. Y también evitar el cepillado inmediatamente después de una ducha.

3. Usa acondicionador Use un acondicionador después de cada lavado. Nunca salgas de una ducha sin él. La falta este paso podría ser la razón por la que tu cabello está muy rizado.

4. Usa la misma línea de champú y acondicionador. Elige un champú y un acondicionador de la misma línea, ya que tiene una formulación similar. Estos están hechos para un tipo de cabello específico y un propósito específico. Muestra mejores resultados cuando se usa una sola línea en lugar de dos productos individuales.

5. No apliques demasiado calor en el cabello. Evite aplicar calor en tu cabello. El calor elimina aún más el contenido de humedad de tu cabello, lo que lo hace seco y muy rizado. Cuando se usa en exceso, también puede quemar tu cabello. Usa planchas o alisadores solo si es necesario y recuerda usar un protector para el cabello antes.

6. Seca el cabello con cautela Seca con cuidado, no te frotes nunca. Puede secarse el cabello más rápido, pero la cantidad de cabello que se rompe y se cae también se duplica. Son unos sencillos consejos, fáciles de aplicar y que servirán para que cualquier deterioro siempre sea menor o tarde en manifestarse.

 

Compartir esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *